Curar con Psicomagia




La Psicomagia es una técnica cuyo fin es lograr la sanación espiritual. En sus raíces convergen las tradiciones del chamanismo, la corriente del psicoanálisis y los efectos del teatro. Esta técnica fue creada por el multifacético artista y tarotista chileno Alejandro Jodorowsky. Es una técnica que no se basa en el plano científico sino en el plano metafísico, funciona a través de actos mágicos-simbólicos-sagrados, su teoría sostiene que el inconsciente humano asimila los actos simbólicos tal como si fueran reales y de esta forma es posible curar traumas psicológicos, a la vez que otorga al arte un rol que va más allá del placer estético y lo convierte en una herramienta de sanación.

¿Cómo funciona un acto psicomágico?

En primer lugar, como todo acto metafísico, la psicomagia necesita ser asimilada con fe, como no es una ciencia exacta, el efecto que tenga sobre el inconsciente del consultante dependerá de la disposición que este tenga y si es capaz de creer.

Sólo un psicomago está capacitado para dirigir los actos psicomágicos (Jodorowsky asegura que únicamente él, como su creador, lo está).

El trabajo del psicomago es detectar qué es lo que está afectando al consultante y, una vez sabido esto, le receta un acto psicomágico usando su intuición.

Un acto psicomágico es una suerte de rito –de ahí su relación con el chamanismo- que se representa a través de una performance –inspirada en el teatro-. Estas performances son tareas que el consultante debe realizar, solo o con ayuda de otras personas, muchas veces sin que ellas lo sepan expresamente. La dificultad que suponen estos actos es que suelen resultar ridículos, transgresivos, cómicos o vulgares, para algunas personas.

Los actos psicomágicos son representaciones metafóricas del mundo real y a través de ellos el subconsciente es engañado para cambiar pautas viciosas de comportamiento (mental, sexual, corporal). Al romper estos patrones de comportamiento el consultante se libera de las ataduras mentales que no lo dejaban avanzar plenamente y es el principio del camino a su sanación.

En el ritmo de vida actual ser feliz se ha convertido en un privilegio del que pocos pueden jactarse. Vivimos entrampados en nuestras propias jaulas mentales, influenciadas por la sociedad, la cultura y hasta por nuestras mismas familias. El propósito más importante de la Psicomagia a través de los actos psicomágicos es liberarnos de estas ataduras y cambiar el curso de nuestras vidas, en las que muchas veces cargamos en nuestras almas pesos heredados de otras generaciones y no nos permiten surgir intelectual, emocional y sexualmente.

Comentarios

Hola, he encontrado esta página http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/jodorowsky/robo... en la que Alejandro Jodorowsky, amplía esta info sobre Psicomagia. Lo más sorprendente para mi es que, un acto destructivo también nos sirve como terapia y tiene razón en lo de que cualquier acto de destrucción ha de terminar con un acto constructivo. Muy interesante. Saludos