Beneficios del Yoga para la salud mental




En el mundo moderno en que vivimos, las enfermedades de carácter mental son cada vez más frecuentes y es más difícil desprendernos de las limitaciones que ellas nos imponen cuando queremos desenvolvernos con plenitud en nuestra vida diaria. Frente a este panorama, las terapias alternativas representan una buena opción para mejorar nuestra salud mental y los males que la aquejan.

El principal objetivo del Yoga es conseguir que el cuerpo esté libre de dolor, a través de ejercicios de respiración para lograr la relajación y ejercicios de movimiento físico para lograr el estiramiento de los músculos.

Hay estudios que sostienen que el Yoga es muy beneficioso a la hora de mejorar nuestra salud mental y emocional pues, como es sabido, actúa a nivel físico-mental y espiritual, logrando un equilibrio armónico de todos los aspectos integrales que componen al ser humano.

El Yoga es capaz de influir positivamente en los mecanismos responsables del funcionamiento del cuerpo y el cerebro humano, ayudando a aliviar una gran variedad de trastornos, incluyendo la ansiedad, el estrés, la depresión y los desórdenes alimenticios, entre muchos otros, ya sean éstos de origen netamente mental-emocional, o provocados a consecuencia de enfermedades físicas graves como Cáncer o VIH. En el segundo caso, el Yoga contribuye a hacer frente a estas enfermedades entregando las herramientas necesarias para dar tranquilidad y fortaleza emocional a los pacientes que las padecen.

La práctica del Yoga resulta ser una manera afectiva para reducir los niveles de estrés y ansiedad en las personas. Al concentrar la mente en los movimientos del cuerpo y el ritmo de la respiración, se quita lugar a las preocupaciones diarias que frecuentemente causan el estrés y la ansiedad, las personas dejan ir la ira y la frustración, lo que es importantísimo para reforzar la confianza en sí mismos, esto las hace creer que son capaces de resolver cualquier problema. El Yoga también actúa a nivel físico reduciendo la presión arterial y el ritmo cardiaco.

En síntesis, el Yoga como terapia es excelente para manejar las enfermedades de tipo mental, pues contribuye a aliviar el sufrimiento, ayuda a los pacientes en rehabilitación, mejora la calidad de vida de las personas y las fortalece para enfrentar con éxito, tanto las exigentes demandas de su quehacer habitual, como los efectos de enfermedades propiamente físicas que, sin embargo, repercuten en su salud mental y emocional.